Sarah Holden

Obras

Donde más se busca el placer es cuando tenemos más tiempo libre para disfrutar con nuestra pareja, especialmente cuando cambiamos de escenario, en un viaje… Todo parece empujarnos a dejar volar nuestra imaginación . En la búsqueda del placer, las mujeres despertamos nuestra creatividad, mientras los hombres se muestran más tradicionales. Así, las mujeres preferimos los hoteles románticos, cruceros y destinos con encanto; mientras que el sector masculino prefiere ser más tradicional y elige lugares más comunes como la playa, el mar, destinos exóticos, trenes y aviones. Este libro se puede utilizar como guía de viajes “especiales” con referencias reales de ciudades, territorios i gastronomía o como libro de ocio y de fantasías eróticas para nuestro disfrute y deleite.

Con las “Relaciones íntimas” quiero reflejar muchas de las fantasías femeninas que nos excitan, por ejemplo: Hacer el amor con el balcón abierto sabiendo que los vecinos nos observan y pueden ver las expresiones de placer de mi rostro y cuerpo. Realizar un intercambio de parejas con mi mejor amiga y su esposo es una de esas visiones que de vez en cuando se apodera de mi imaginación. La verdad es que me pongo a cien de pensarlo. Vestirme de doncella, con cofia, faldita y delantal, sin ropa interior y con un potente vibrador de los de tamaño real. Parece que voy a servir a un hombre, al tiempo que soy yo quien usa el juguete y tiene el control. En resumen, todo lo que percibo como prohibido por la educación que he recibido, en mi imaginación es lo que más me excita. Como flirtear, seducir y acabar teniendo sexo oral con un hombre casado al que he visto solo un par de ocasiones. Estoy segura y la experiencia me demuestra que la “perversión”, siempre está en los ojos de quien mira.